CIRUGÍA DE OBESIDAD Y CIRUGÍA METABÓLICA

Cirugía de alta calidad a su alcance

CALL TODAY

Toll free

(877) 9-SURGERY
(877) 978-7437

Opciones de Tratamiento para la Obesidad Mórbida

treatments_for_obesity.jpg

Cuando una persona llega a padecer obesidad mórbida y éste padecimiento comienza a afectar su calidad de vida y salud, es recomendable considerar distintas opciones hasta encontrar una solución más definitiva a este problema para preservar su salud a futuro y evitar todos los padecimientos que conlleva el ser obeso.

 

En este artículo hablaremos sobre las distintas opciones de tratamiento para la obesidad mórbida que existen para que puedas tomar una decisión informada sobre cómo tratar con este padecimiento.

 

Contenidos de este artículo:

Clasificación de la Obesidad en base al IMC
Modificaciones a la Dieta del paciente Obeso
Modificaciones al comportamiento
Ejercitarse para perder peso
Tratamiento médico para la obesidad
La Cirugía bariátrica y otros procedimientos como tratamiento para la obesidad mórbida
Opciones de procedimientos existentes para tratar la obesidad

 

 

Antes de adentrarnos en el tema sería de utilidad conocer la clasificación de los grados de obesidad que existen según los lineamientos establecidos internacionalmente para determinar las diferentes opciones que de tratamiento al problema de obesidad de acuerdo a la severidad de la enfermedad.

 

Es muy común para nosotros en Obesity Free que recibamos la solicitud de información sobre la cirugía de manga gástrica de personas que no califican como candidatos a la cirugía de obesidad, sin importar el procedimiento que deseen (manga gástrica, bypass gástrico, switch duodenal, banda gástrica, plicatura gástrica, etc) pero que existen lineamientos bien establecidos para fomentar la práctica bariátrica seria y profesional que definen quién es candidato para el manejo quirúrgico de su problema de obesidad.

 

La clasificación de los distintos tipos de obesidad se divide de la siguiente manera:

 

Clasificación de la Obesidad en base al IMC

*IMC: ÍNDICE DE MASA CORPORAL

 

Los pacientes son candidatos a una cirugía de pérdida de peso en base a los parámetros descritos en la tabla anterior, habiendo ciertas excepciones en base al tipo de procedimiento que están considerando y si existen enfermedades asociadas a la obesidad. Puedes ver más detalles sobre esto en nuestra sección de ¿Soy candidato para la cirugía de pérdida de peso?.

 

Hablando específicamente del procedimiento de más auge y popularidad de los últimos años como lo es la manga gástrica, para ser candidato el paciente debe tener un índice de masa corporal de 35 con enfermedades asociadas o de 40 con o sin enfermedades asociadas a la obesidad.

 

Una vez aclarado este punto, nos enfocaremos principalmente a comentar las opciones de tratamiento existentes para la obesidad mórbida y severa, o sea, de aquellos pacientes que tienen un índice de masa corporal de 35 o más, ya que dichos pacientes tienen un alto riesgo de padecer enfermedades relacionadas con la obesidad que ponen en riesgo su vida y la calidad de la misma.

 

Siempre debe darse el beneficio de la duda a aquel paciente que no ha hecho un esfuerzo real y consistente por bajar de peso y sugerirle que primero pruebe las opciones de tratamiento no quirúrgico de la obesidad mórbida antes de probar una solución de tipo quirúrgico.

 

Desgraciadamente, en base a la experiencia con nuestros pacientes y a lo descrito en múltiples análisis, el 95% de ellos son personas que han pasado por esto (intentado bajar con métodos no quirúrgicos) y han luchado contra su problema de obesidad durante años.

 

Existen una infinidad de estrategias y opciones de tratamiento de la obesidad hoy en día pero la mayoría es poco o nada efectiva a largo plazo. Sobre todo para aquellos pacientes que se encuentran en un índice de masa corporal por encima de 35 ya que su organismo está “programado” para no perder peso o recuperarlo una vez que dejan de hacer dietas muy estrictas y éste es el origen de la frustración de la mayoría de los pacientes que buscan nuestra ayuda.

 

Las estadísticas de múltiples estudios realizados demuestran que menos del 5% de los pacientes que tienen un índice de masa corporal de 35 o mayor logra una pérdida de peso significativa y si la logra lo recuperan rápidamente una vez que cesan los esfuerzos para la pérdida de peso, la cual consta por lo general de lo siguiente:

 

Modificaciones a la Dieta del paciente Obeso

 

Antes que nada es importante hacer la sugerencia de que estás modificaciones deben ser supervisadas por profesionales en el tema, principalmente nutriólogos/as o bariatras calificados que puedan personalizar tu dieta en base a tus necesidades específicas. El someterse a dietas basándonos en lo que se encuentra en una página de internet o en la recomendación de un conocido o familiar puede poner en mayor riesgo tu salud e incluso provocar daños irreversibles a tu corazón, riñones, hígado y otros órganos vitales.

 

La base de la dieta es someter al paciente a una alimentación baja en calorías que puede ir desde 400 calorías por día hasta 1000 calorías, siendo esto una tarea muy difícil para el paciente con obesidad severa o mórbida ya que por lo regular su ingesta calórica rebasa las 3000 calorías y en algunos casos extremos que llegan a consumir ¡hasta 10000 calorías por día!

 

Para que estas dietas puedan ser consideradas como un tratamiento efectivo o completo deben ser llevadas a cabo por el paciente por un mínimo de 6 meses, situación que hace más difícil para al paciente apegarse a las mismas.

 

También puede interesarte... 

Dieta postoperatoria de la Manga Gástrica

 

 

Modificaciones al comportamiento

 

El objetivo de la terapia de modificación del comportamiento es cambiar los hábitos alimenticios e implementar un programa de ejercicio para lograr una pérdida de peso importante, algunos ejemplos de estrategias para llevar a cabo esta estrategia son:

 

  • Llevar un registro diario de los patrones de ejercicio y alimentación.
  • Establecer metas realistas de pérdida de peso al corto y largo plazo.
  • Recompensa de algún tipo a acciones favorables a la pérdida de peso como el haberse ejercitado por más tiempo o haber comido menos cierto tipo de alimentos.
  • Analizar y adoptar una perspectiva realista sobre la pérdida de peso esperada y de la imagen corporal.
  • Desarrollar un sistema de apoyo que incluya a la familia, amigos y compañeros de trabajo o unirse a un grupo de apoyo que les ayude a alcanzar la meta en conjunto.

 

Como podrás ver, lograr esto no es sencillo ya que existen innumerables factores que entran en juego en la vida de cada uno de los pacientes que dificultan llevar una línea específica con tantas variantes por lo que el paciente debe enfocarse en dichos cambios y adaptarlos a su vida. Esto definitivamente no es algo fácil de lograr pero es posible si el paciente tiene la determinación requerida.

 

Ejercitarse para perder peso

 

El ejercicio es una parte fundamental para el éxito de la pérdida de peso del paciente con obesidad mórbida o severa, sobre todo al largo plazo, ya que como hemos mencionado anteriormente, todo mundo es capaz de perder peso si se lo propone, sin embargo la dificultad está en mantener dichos hábitos por un tiempo indeterminado de forma que se vuelva un nuevo estilo de vida y no un esfuerzo temporal.

 

La razón por la que el ejercicio es tan importante es porque cuándo una persona obesa se somete a una dieta baja en calorías, su organismo “se protege” reduciendo su metabolismo lo que en lugar de promover la pérdida de peso más acelerada la disminuye y el ejercicio permite que dicho metabolismo se acelere. De esta forma ya se cuenta con dos factores a favor de la pérdida de peso: la ingesta baja de calorías y el metabolismo aumentado a causa de la actividad física.

 

Aquí entra en juego una situación muy común para nuestros pacientes que es poco alentadora y desfavorable para la realización de ejercicio de forma regular: el someterse a un programa de ejercicio como un gimnasio o cualquier actividad grupal puede ser incómodo o incluso intimidante para la persona que desea perder peso, ya que muchos de los pacientes obesos sufren de algún tipo de limitación física por la obesidad, ya sea simplemente una limitación al movimiento o  hasta la afectación de una o varias articulaciones que les provoca dolor al intentar ejercitarse.

 

En estos casos la clave está en realizar actividades que inicialmente sean de intensidad leve, placenteras y factibles para cada persona y conforme se vaya progresando con la pérdida de peso y el acondicionamiento físico aumentar la intensidad y duración de dichos ejercicios.

También como describimos en nuestro artículo sobre los errores más comunes al hacer una dieta para perder peso, existen medidas iniciales sencillas qué pueden hacer la diferencia de forma progresiva, las enumeramos a continuación:

 

  • Estacionarse lo más lejos posible cuándo vaya a supermercado o alguna tienda para fomentar caminatas sencillas en la vida diaria.
  • Reducir el tiempo que se pasa viendo televisión.
  • Realizar ejercicios aeróbicos de bajo impacto como caminar y subirse a una maquina elíptica o bicicleta estacionaria.
  • Utilizar las escaleras en lugar del elevador.
  • Salir a caminar al parque solo/a o acompañado/a de tu familia, pareja y/o mascota.

 

Tratamiento médico para la obesidad

Durante décadas se han buscado y probado múltiples opciones de tratamiento médico con el objetivo de reducir peso y dar solución de forma duradera y definitiva a la epidemia de obesidad que actualmente afecta a nuestra sociedad y al mundo. Y si bien existen algunas opciones recientes que son sumamente prometedoras, la verdad es que no se ha encontrado dicho tratamiento médico ideal y completamente efectivo para todos los casos.

 

Ya que por ejemplo en el caso de los medicamentos y suplementos se suele descubrir al poco tiempo de salir al mercado que provocan problemas leves o serios de salud o que su efectividad se ve limitada a una pérdida de solo el 10% del exceso de peso en el mejor de los casos o que dicha pérdida de peso aunque sea mayor sea solo temporal y únicamente sea sostenible mientras se ingiere el medicamento.

 

Los mecanismos de acción de dichos medicamentos son diversos: desde los anorexígenicos (que reducen el apetito), los que estimulan el metabolismo, los que estimulan la utilización de la grasa corporal, los que afectan la absorción de las grasas, hasta los que buscan modificar el complejo sistema endocrino involucrado con las hormonas que controlan niveles de glucosa, apetito, etc. y a su vez otras hormonas relacionadas con la obesidad.

 

Existe una cantidad enorme de “opciones” de tratamiento médico, de prescripción y de venta libre por lo que consideramos poco práctica enlistarlas todas y mencionamos a continuación sólo las más populares, la mayoría aprobadas por la FDA en los estados unidos:

 

  • Beta Metilfeniletilamina (Fatin, en USA): Actúa como estimulante del metabolismo graso.
  • Orlistat (Xenical USA, slender d, méxico): Este medicamento actúa bloqueando la absorción de aproximadamente el 30% de las grasas ingeridas.
  • Fentermina: Actúa como supresor del apetito, el cual hace pocos años fue combinada con la fenfluramina pero provocaba efectos adversos a la salud.
  • Sibutramina: Otro medicamento supresor del apetito para uso prolongado.

 

Algunos otros medicamentos más recientes en vías de aprobación o de reciente aprobación como:

 

  • Liraglutide (Saxenda, en Europa): Simula una hormona intestinal (GLP-1) la cual provoca la sensación de saciedad al cerebro.
  • Naltrexona y bupropion (Mysimba en Europa, Contrave en USA): Combina el uso de Bupropion, que es un antidepresivo y naltrexona como medicamento anti adicción que combinados según dicen los expertos provoca una disminución de los ataques de apetito. Aunque no se conoce a detalle el mecanismo por el que logra este efecto.
  • Fentermina y topiramato (Qsymia en USA): La fentermina es un supresor del apetito y el topiramato un anticonvulsivo o antiepiléptico.
  • Locaserina (Belviq en USA): También es un supresor del apetito, pertenece al grupo de los receptores agonistas de serotonina.

 

Como puede inferirse, la razón por la que existe una larga lista de medicamentos con el mismo objetivo (aquí solo mostramos una minoría) es porque desgraciadamente ninguno de ellos ha mostrado una efectividad total, duradera y/o segura para el paciente obeso. Sin embargo como manejo coadyuvante al resto de las medidas y modificaciones son algo factible así como para pacientes con obesidad no severa, por lo general por un corto o mediano plazo, sin embargo al momento de suspender dichos medicamentos su efecto se pierde y el aumento de peso se presenta por lo que no representan una solución definitiva en la mayoría de los casos.

Todos estos medicamentos deben ser indicados por un profesional de la salud para evitar consecuencias severas.

 

La Cirugía bariátrica y otros procedimientos como tratamiento para la obesidad mórbida

La cirugía bariátrica es en ocasiones mal interpretada pues hay quienes erróneamente juzgan a aquellas personas que han optado por esta opción de tratamiento pensando en dicha decisión como un camino fácil por tener poca fuerza de voluntad o por querer una solución rápida y “sencilla” a su problema de obesidad.

 

La verdad de las cosas es que todo o casi todo paciente que decide optar por esta solución a su problema de obesidad es una persona valiente y determinada a cambiar el rumbo de su vida de una vez por todas ya que ésta cirugía no es ninguna opción mágica y exige un alto nivel de compromiso y disciplina de parte del paciente bariátrico.

 

Es un hecho que la cirugía de obesidad no es una opción de tratamiento para todos los casos, ya que algunos pacientes que sufren de obesidad severa o mórbida no son buenos candidatos, ya sea porque sus padecimientos agregados hacen de un procedimiento bariátrico una solución muy riesgosa para su salud (es la minoría de los casos) o porque no comprenden bien el concepto de lo que implica la cirugía y esperan que la cirugía haga todo por ell@s.

 

Sin embargo nos atrevemos a decir que más del 95% de los casos se trata de pacientes que han hecho todos los esfuerzos habidos y por haber durante largos períodos de tiempo y no han logrado el objetivo, por lo que ya tienen cierta disciplina que los hace candidatos ideales para el procedimiento.

 

Es evidente, en base a lo que exponemos en apartados previos, que hasta la fecha no se han encontrado opciones de tratamiento médico para la obesidad mórbida efectivas ya sea porque no se obtiene una pérdida de peso suficiente como para llegar a un peso saludable o porque dicho peso perdido, sea poco o mucho, es recuperado rápida y fácilmente una vez que se suspende el manejo multidisciplinario.

 

Es por esto que la cirugía bariátrica es una excelente opción de tratamiento cuándo se hace en conjunto con otras medidas médicas, sobre todo aquellas que van enfocadas al cambio del comportamiento y hábitos alimenticios del paciente.

 

Como lo hemos descrito en otros artículos, la cirugía de obesidad debe ser considerada como un último recurso y cuando es realizada el paciente debe estar consciente de que se trata de una herramienta, una muy buena y efectiva, que le ayudará a lograr su objetivo; pero que depende del mismo paciente el grado de éxito que obtendrá a partir de la cirugía. Cuando se trata de procedimientos altamente efectivos como lo es la manga gástrica o el bypass gástrico la pérdida de peso se presenta invariablemente, sin embargo la cantidad de peso perdido así como la manutención de un peso saludable dependen en una buena medida del paciente.

 

En la actualidad existe una infinidad de procedimientos bariátricos que son ofrecidos al público como opción de tratamiento de la obesidad mórbida o severa, depende del paciente en conjunto con el grupo bariátrico de su preferencia, el procedimiento de elección para cada caso en particular.

 

Lo descrito a continuación podría considerarse que está un poco sesgado o es una observación imparcial pues nosotros nos dedicamos a realizar el procedimiento de manga gástrica en la gran mayoría de los casos pero ésto no es solo por preferencia nuestra sino también del paciente en base al riesgo beneficio que se obtiene con este procedimiento. Una vez dicho esto consideramos que la cirugía de manga gástrica es la mejor opción de tratamiento definitivo o inicial para la mayoría de los pacientes con obesidad mórbida.

 

A pesar de esto cabe decir que existen varios otros procedimientos que son efectivos para el mismo fin (procedimientos malabsortivos), pero con aspectos o consecuencias que van más allá del riesgo perioperatorio de cualquier cirugía y abarcan riesgos a largo plazo que no desaparecen nunca. Situaciones que con la manga gástrica (procedimiento restrictivo) no suceden una vez que ha pasado el periodo de riesgo de complicaciones serias como una fuga gástrica.

 

Opciones de procedimientos existentes para tratar la obesidad

 

Por último, existen otros procedimientos cuya efectividad y vigencia están en duda ya sea por falta de experiencia a nivel mundial (pocos casos como para tener estadísticas confiables) o porque simplemente son procedimientos que a pesar de ser ofrecidos en varias partes del mundo es sabido que no dan resultados favorables o incluso tienen un alto riesgo de complicaciones.

 

La clasificación de los diferentes procedimientos bariátricos como opción de tratamiento a la obesidad puede ser realizada de varias formas, ya sea por su efectividad y aceptación, por el tipo de procedimiento (restrictivo, malabsortivo o mixto), por la poca experiencia o lo recientes que son. Trataremos de enlistar estos procedimientos y ubicarlos en los diferentes rubros que los comprenden.

 

A continuación enlistamos algunos de los más populares en su tipo: (Cabe señalar que los procedimientos enlistados son para diferentes grados de obesidad y no necesariamente son tratamientos para la obesidad mórbida y algunos no son aceptados ampliamente por ser poco seguros)

 

PROCEDIMIENTOS BARIÁTRICOS RESTRICTIVOS

 

  • Banda Gástrica ajustable
  • Banda Gástrica no ajustable
  • Manga Gástrica
  • Plicatura gástrica
  • Balón intragástrico
  • Procedimiento POSE (por sus siglas en inglés: Primary Obesity Surgery Endoluminal)
  • Procedimiento TOGA® (Gastroplastia transoral)

 

PROCEDIMIENTOS BARIÁTRICOS MALABSORTIVOS/RESTRICTIVOS

 

  • Bypass gástrico
  • Mini bypass gástrico
  • Switch duodenal (derivación biliopancreatica)
  • Procedimiento de FOBI (Bypass gástrico con anillo)
  • SADI-S (switch duodenal con una sola anastomosis y manga gástrica)
  • Endobarrier

 

PROCEDIMIENTOS BARIÁTRICOS EXPERIMENTALES

 

  • Procedimiento POSE
  • Endobarrier
  • Systema MAESTRO

 

PROCEDIMIENTOS BARIÁTRICOS ANTICUADOS O NO AMPLIAMENTE ACEPTADOS

 

  • Gastroplastía vertical con banda
  • Banda Gástrica no ajustable
  • Manga gástrica con banda gástrica
  • Bypass gástrico con banda gástrica
  • Plicatura gástrica
  • Procedimiento POSE
  • Endobarrier
  • Systema MAESTRO

 

*Cabe señalar que varios de los procedimientos de esta lista en particular son procedimientos poco aceptados por la sociedad bariátrica probablemente por desconocimiento en la técnica y poca o nula experiencia personal del cirujano con cada uno de ellos. Los únicos que unánimemente se consideran anticuados o “vetados” son la gastroplastía vertical con banda y la banda gástrica no ajustable.

 

PROCEDIMIENTOS BARIÁTRICOS COMPLETAMENTE ESTABLECIDOS

 

  • Manga Gástrica
  • Banda Gástrica (tendencia a la baja)
  • Bypass gástrico
  • Switch duodenal

 

Como puedes ver a partir de estas listas, existen numerosas opciones de tratamiento para la obesidad en la actualidad y conforme pasan las décadas aparecerán nuevos procedimientos y otros desaparecerán.

 

El único procedimiento que ha resistido a la dura prueba del tiempo por encima del resto es el bypass gástrico, sin embargo la manga gástrica a pesar de ser una procedimiento “nuevo” de menos de 15 años de haberse realizado por primera vez ha sido tan exitoso y efectivo que se ha posicionado a la par del bypass y otros procedimientos que llevan más tiempo realizándose, lo que nos habla de la gran aceptación de esta técnica entre las diferentes sociedades bariátricas del mundo y entre la población de pacientes y pacientes potenciales.

 

En la actualidad los dos procedimientos bariátricos más frecuentemente realizados a nivel mundial son precisamente el bypass gástrico y la manga gástrica por encima de cualquier otro procedimiento. En el último año se realizaron más mangas gástricas a nivel mundial por sobre cualquier otro procedimiento bariátrico sobrepasando por primera vez al bypass gástrico.

 

Por último es importante qué si estás considerando realizarte alguno de los procedimientos aquí descritos lo hagas con un grupo bariátrico que cuente con amplia experiencia en dicho procedimiento y que tengas presente qué la herramienta tendrá mucho mayor éxito si el manejo del problema de obesidad es multidisciplinario.

 

Tu turno, cuéntanos ¿qué procedimiento bariátrico estás considerando y por qué? ¿Ya te realizaste alguno de ellos?, cuéntanos tu experiencia.

 

Si estás interesado en tener una cirugía de manga gástrica en Monterrey contáctanos en info@obesityfree.com

 

CTA_historia_clinica_español  

 

foto_gabriel-1Escrito por Gabriel Rosales

El Dr. Gabriel Rosales es un cirujano certificado y altamente calificado, en constante búsqueda de las últimas innovaciones en el campo de la cirugía de obesidad para así ofrecer a sus pacientes la mejor atención posible.